Dolor abdominal

¿Qué nos ocurre cuando sentimos dolor abdominal?

Cuando acudimos a nuestro médico con dolor abdominal, nos referimos a que sentimos  dolor por la parte de los abdominales, pero no tiene porqué ser de estos músculos.

Dolor abdominal

El dolor abdominal puede aparecer debido a dolor en el estómago, o en los intestinos o colon. Esto puede ocurrir por un proceso de irritación debido a alguna intolerancia alimentaria, también a que suframos acidez, acumulación de gases, que hayamos comido demasiado y no tengamos una buena digestión, e incluso el dolor en la zona abdominal puede producirse porque, en el caso de las mujeres, estemos en período de menstruar o unos días antes y sintamos dolor.

Otras causas, cada vez más comunes de ser las causantes del dolor abdominal, son el estrés y la ansiedad, pues hacen que en el interior de nuestro organismo, el ritmo se altere y se tense nuestro organismo. Al estrés y la ansiedad, la mayoría de las veces le acompaña la sensación de ardor y  de cólicos (espasmos dolorosos). En muchas ocasiones, esta molestia viene acompañada de una distensión abdominal y vemos claramente como la barriga se hincha y se endurece.

Para este tipo de afecciones, existen en el mercado muchos fármacos que neutralizan las molestias como la acidez, los gases o la inflamación, pero estas afecciones serán recurrentes y diarias si no atajamos el problema desde la raíz, si no quitamos aquellos alimentos o costumbres que nos lo provocan.

Por ello es mejor tirar de los remedios naturales y caseros que nos enseñarán a llevar hábitos saludables que mejoren nuestra salud abdominal.

Remedios naturales para el dolor abdominal

Debido a que el dolor abdominal puede ser provocado por diferentes causas

  • Mala digestión
  • Intolerancias alimentarias
  • Menstruación
  • Acidez
  • Estrés

También hay múltiples remedios naturales, que deberán convertirse en hábitos diarios si realmente queremos solucionar este problema de tal forma que aportemos solamente salud y bienestar a nuestro organismo.

Remedios naturales para una buena digestión

En numerosas ocasiones, el dolor de barriga se debe a que no ha habido una buena digestión y esto puede ser porque tengamos la flora intestinal afectada o que nuestro aparato digestivo no segregue las sustancias necesaria para un correcto funcionamiento.

Té y manzanilla remedio casero para la acidez de estómago

Es por ello que a continuación, voy a citar tres remedios naturales y caseros que nos van a venir de perlar para evitar sentir dolor de barriga y que además, es muy conveniente que los tomemos como hábitos diarios, además de las famosas bolsas de semillas que ya conoces, existen otras soluciones a la par complementarias y si se usan bien no sólo mejorarán la salud estomacal e intestinal, sino que van a beneficiar al cuerpo de forma global cuando ya llevemos mucho tiempo (más de seis meses) consumiéndolo diariamente.

Menta

Esta planta medicinal es muy fácil de encontrar por el campo y en herbolarios, y si decidimos hacer un uso periódico de ella, incluso podemos tener en casa una maceta de menta, que no requiere demasiados mimos y además de alegrar la vista, perfumará la casa y sabremos perfectamente de dónde proviene la menta que a diario tomamos.

La menta es muy buena para mejorar la digestión pues hace que nuestro cuerpo produzca secreciones biliares e intestinales, necesarias para tener una digestión ligera y una buena absorción de los nutrientes. Además, es muy fácil de tomar:

  • Puedes tomarla en infusión, añadiendo una cucharada de hojas secas de menta en una taza con agua caliente (hervir agua y una vez llevada a ebullición, retirar del fuego y verter en una taza) y dejar infusionar durante 10 minutos.
  • También puedes mascar una o dos hojas directamente en la boca y beneficiarte de todas sus propiedades, que además de las que hemos comentado anteriormente, también tiene propiedades carminativas, y refrescan el aliento.

Los tés tienen un alto contenido en taninos, ya que estos componen casi la totalidad del peso de la hoja seca. Los taninos son unos compuestos naturales presentes en ciertos alimentos, como el té, que tienen un comportamiento astringente y antiinflamatorio en nuestro organismo, por tanto es ideal para cuando el dolor abdominal lo sufrimos debido a una gastroenteritis.

Los taninos actúan como antioxidantes, protegiendo a las células de un rápido envejecimiento producido por los radicales libres.

Al igual que la menta, el té se puede tomar en infusión, con un trozo de limón si de desea quitar un poco de amargor. Si no nos sienta muy bien el té por su contenido en cafeína, ya que puede producirnos taquicardias si somos personas muy nerviosas, podemos optar por el té Rooibos, que tienen las mismas propiedades digestivas que cualquier té pero no contiene teína.

Si queremos rebajar un poco la cafeína de cualquier otro té, simplemente tenemos que dejarlo infusionar durante 10 minutos o más, así habremos conseguido que las hojas desprendan más taninos (que es lo que vamos buscando) y éstos disminuyen la concentración y efecto de la cafeína. Si sólo dejamos el té durante 3 minutos, tendremos la máxima concentración de cafeína y la mínima de taninos (que no es lo que queremos en el caso de un dolor de barriga).

Enzimas digestivas

Al igual que los probióticos, las enzimas son necesarias para romper moléculas de gran tamaña a otras cada vez más pequeñas para que nuestro organismo pueda asimilar bien los nutrientes, y sin ellas o con muy pocas enzimas, la digestión tarda más y se hace mucho más pesada, produciendo mayor concentración de flatulencias, hinchazón y malestar.

Es por ello que si vamos a tomar una comida copiosa, o sabemos que en esos momentos una ayuda a nuestro aparato digestivo le va a venir muy bien, podemos echar mano de estas tres frutas que tienen un alto contenido en enzimas digestivas:

  • Higos
  • Piña
  • Papaya

Tenemos que aprovechar bien su temporada, pues cuando la fruta y la verdura madura en la planta y se respeta su ciclo natural, las propiedades se acentúan y el beneficio es mucho mayor.

Las enzimas ayudan a romper proteínas de tal manera que las hacen aptas para su absorción por parte de nuestro organismo. La carencia de enzimas puede venir asociada a algún tipo de enfermedad, como por ejemplo, las personas intolerantes a la lactosa, es porque no tienen la enzima lactasa, que se encarga de romper esta proteína para hacerla digerible.

Vídeo sobre los mejores remedios naturales para el dolor abdominal

Otros tipos de dolores que puedes tratar de forma natural con los sacos térmicos

¡Advertencia!:
No se debe dejar de consultar con nuestro médico las afecciones que padecemos y recurrir al fisioterapeuta para eliminar por completo las contracturas.

Mostrando todos los resultados (3)

Mostrando todos los resultados (3)