Dolor de articulaciones

¿Qué son los dolores en articulaciones y cómo podemos tratarlos?

El dolor de articulaciones (o dolores articulares) puede que sean más molestos aún que otros tipos de dolores debido a que no son muy frecuentes. Digo que no son muy frecuentes, porque no se producen de forma “natural” o espontánea. Cualquier dolor en las articulaciones viene dado por algún hecho reseñable. Estos dolores condicionan nuestra actividad diaria, hasta el punto de impedir que la realicemos como de costumbre nuestro estilo de vida habitual.

Remedios naturales para dolores articulares

Este dolor articular puede aparecer después de estar realizando de una manera incorrecta en un movimiento repetitivo, incluso si lo hacemos bien pero nuestro cuerpo no está acostumbrado, se puede resentir. También si hemos estado durante horas en una mala postura, las articulaciones son frecuentemente resentidas y dañadas.

Inmediatamente recurrimos a la despensa de fármacos porque no soportamos ni una pizca el dolor, pero yo te traigo un remedio casero y natural para el dolor de articulaciones sin que llenes de efectos dañinos a tu organismo.

Aplicando un saco de semillas (previamente enfriado durante 2 horas en el congelador) en la zona a tratar, rebajaremos la inflamación y la sangre fluirá aportando oxígeno y nutrientes que agilizarán la recuperación.

Con el calor pasa lo mismo, pero este remedio para el dolor articular está más indicado para cuando no hay una inflamación de las articulaciones considerable. Si lo que sientes es dolor pero no notas un fuerte hinchazón, aplica el saco térmico de semillas (previamente calentado) sobre las articulaciones que estén doloridas y disfruta de un bienestar y mejora inmediatas. El calor, hará que los receptores del dolor se inhiban y la mejor fluidez de la sangre por la zona te ayudará a recuperarte mejor.

Artritis y dolores articulares ¿por qué se producen juntos?

La artritis es una enfermedad degenerativa (evoluciona con el tiempo) que provoca hinchazón y rigidez de las articulaciones, lo cual cursa con un molesto dolor que en numerosas ocasiones se tiene que aliviar con fuerte fármacos analgésicos, que paralelamente pueden dañar el aparato digestivo.

Un tratamiento natural y artesano que nos ayudará a aliviar los dolores y la rigidez en el día a día y en los momentos agudos, como tratamiento complementario, son los saquitos térmicos de semillas, los cuales aplicados en la zona afectada (calentados antes en el microondas) reducirá la rigidez, quitando dolor y permitiendo que la sangre fluya mejor hacia las articulaciones y tejidos de tal manera que aporte oxígeno y nutrientes.

Además, el agradable olor a lavanda, permitirá que por unos momentos estés pendiente de agradable olor y el suave calor, y te olvides del malestar. ¡Sin duda, el mejor remedio natural para el dolor articular!

¿Cuáles son las causas de los dolores articulares?

Dolores articulares causas y tratamiento

Las principales causas que producen dolores en las articulaciones son dolencias como:

  • Artritis reumatoide
  • Artrosis
  • Osteoartritis
  • Rigidez de las articulaciones
  • Tendinitis
  • Posturas inadecuadas durante horas
  • Movimientos repetitivos y continuados

Es probable que hayas buscado remedios naturales para aliviar dolores articulares, pues los fármacos que suelen recetar son potentes analgésicos que por una parte te ayudan a olvidarte del dolor, pero por la otra no te arreglan nada e incluso pueden perjudicarte el aparato digestivo.

Es por eso que conocer la terapia de calor y frío mediante los sacos térmicos de semillas va a ser un maravilloso descubrimiento para tu organismo, pues se va a liberar de los molestos dolores y sin la implicación de efectos secundarios.

Otros remedios naturales para tratar los dolores de las articulaciones

Además de la aplicación de calor y frío con los sacos térmicos de semillas, existen algunos remedios que usados diariamente pueden aportar grandes beneficios a esas articulaciones que tanto trabajan y tanto nos hace falta que estén siempre sanas. Lo que recomiendo a continuación son plantas medicinales con reconocidas y potentes propiedades antiinflamatorias:

Cúrcuma:

Una especia que debe de acompañar desde hoy mismo todos tus platos, pues posee  unas magnífica propiedades antiinflamatorias que ayudarán a mejorar tu día a día. Es fácil de usar y le aportará un toque especial a tus platos. También puedes diluir una cucharadita en medio vaso de agua caliente un par de veces al día y listo.

Spirulina:

Se trata de una microalga que concentra grandes cantidades de aceite graso Omega 3, el cual disminuye el desgaste de cartílagos y articulaciones, a la vez que reduce la inflamación, ¡ideal para el dolor de articulaciones! Otros productos con alto contenido en omega · son las semillas e lino (o linaza).

Ajo:

Ya lo conocían bien nuestros abuelos y es que esta planta se viene utilizando desde que se la conoce. Tiene propiedades antibióticas, depurativas y antiinflamatorias, así que aunque no suframos artritis o dolor de articulaciones, no está demás cocinar siempre con ajo para prevenir. Si se pueden tomar 3 dientes de ajo crudos al día, no habrá mal que nos detenga.

¿Cuál es el mejor remedio casero y natural para aliviar los dolores articulares?

Este último apartado nos sirve como resumen de lo anteriormente citado. Está claro que hay veces que ante fuertes y continuos dolores, un@ no puede evitar la toma de fármacos que le alivien en gran medida estas molestias: para poder descansar, para tener alguna actividad en la calle, etcétera. Pero para no abusar, crear resistencias e incluso provocar algún daño a nuestro organismo, siempre que podamos, tenemos que aliviar y eliminar el dolor de articulaciones con terapias como la que nos ofrecen los sacos térmicos de semillas, que además también llevan flores de lavanda que mejoran nuestro estado de ánimo, esencial para una pronta y buena recuperación.

De manera transversal, le evitamos una presión al medio ambiente, ya que los sacos son un producto 100% natural, con semillas de trigo, flores de lavanda y tela de algodón.

Símplemente tienes que escoger el saco térmico que mejor se acople a la zona que quieras tratar, calentar en el microondas o enfriar en el congelador, y disfrutar de un alivio y bienestar inmediato.

Haz esto de forma totalmente segura, pues ni tiene componentes eléctricos ni posibles fugas de líquidos que nos puedan quemar, ¡incluso te podrás dormir con el saquito!

Otros tipos de dolores que puedes tratar de forma natural con los sacos térmicos

¡Advertencia!:
No se debe dejar de consultar con nuestro médico las afecciones que padecemos y recurrir al fisioterapeuta para eliminar por completo las contracturas.

Mostrando todos los resultados (3)

Mostrando todos los resultados (3)