Dolor de codo

¿Qué es y por qué se produce el dolor de codos?

El dolor de codo se puede deber a varias afecciones, así que es importante acudir al médico para que con tu historial y la información que le aportes, te diga de qué tipo de afección se trata. Pero si se trata de los primeros días con dolor de codo y quieres tratarlo de forma natural en casa, te voy a dejar unos remedios naturales en ésta página.

Este dolor se puede deber a artrosis o artritis, a un golpe (traumatismo) o a una enfermedad llamada codo de tenista o de golfista (epicondilitis). Sobre remedios naturales para la artritis hemos hablado aquí.

Dolor de codo

Si sufres dolor de codo puede que sufras la afección comúnmente conocida como “codo de tenista“, en la cual puedes llegar a tener una sensación muy dolorosa en el codo. Es bastante frecuente en la población, pues 5 de cada 100 personas padecen epicondilitis. Afecta al hueso, y no hace falta que una persona practique ni tenis ni golf para padecerla, puede aparecer tras un golpe, movimientos bruscos o muy repetitivos en los que fuerces los codos.

Hay que prestarle atención a esta zona del cuerpo e intentar siempre ser conscientes que los movimientos que realizamos no son lesivos, pues necesitamos muchísimo tener unos codos sanos y parece que no lo tenemos en cuenta hasta que nos fastidiamos. Aquí se reúnen ligamentos, articulaciones, nervios, músculos y huesos, en un espacio muy pequeño que cualquier movimiento que saque algún componente del sitio va a dejarnos rabiando de dolor.

A lo largo de nuestra vida, podemos sufrir repetidas veces esta afección, teniendo que recurrir a fármacos si no sabemos que remedios naturales para el dolor de codo existen. Cualquier persona está expuesta: levantando bolsas, cogiendo a los niños, trabajando (peluqueros, obreros, reponedores, etc.), haciendo ejercicio físico, etcétera.

¿Hay remedios naturales para tratar los dolores de codos?

Razón aparte de existir, los remedios naturales son los más eficaces para tratar el dolor que produce el “codo de tenista” o el dolor de codo en general. Hablo sobretodo de la aplicación de frío en la zona.

Al aplicar frío, ya sea con un saco de semillas (previamente enfriado 2 horas en el congelador) o con hielo envuelto en un trapo, la inflamación se rebajará instantáneamente y esto ayudará a reducir y eliminar el dolor, ya que la presión sobre los nervios se reducirá. Si alternamos el frío con el calor, la recuperación será más rápida pues con el calor conseguiremos que la sangre aporte oxígeno y nutrientes en la zona dañada.

Un ejercicio suave del codo lo mantendrá lubricado y fortalecerá músculos y articulaciones. Lo mejor es que la rutina nos la marque un experto, como fisioterapeuta o entrenador personal que tenga conocimiento sobre lesiones.

El tratamiento con frío mediante sacos de semillas o hielo debe ser siempre un complemento a una buena alimentación, llena de frutas y verduras que aporten vitaminas y antioxidantes, y que esté exenta o lo más reducido posible de alimentos refinados (harinas, azúcar).

Ya llevamos 2 remedios naturales para el dolor de codo, y el tercero que viene ahora también es muy importante y deberían ir los tres de la mano. El tercer remedio natural para el dolor de codo es el descanso. Si te pasas todo el día o durante la jornada laboral con el codo flexionado, aprovecha los momentos de descanso para estirar el brazo.

¿Se puede prevenir el dolor de codo?

Por supuesto que si uno es consciente de el trabajo que le damos día a día a esta articulación, seremos más cautos en nuestras actividades. A continuación he puesto una lista con la cosas que podemos hacer para prevenir estos molestos dolores:

  • Aplicar frío/calor cuando lleguemos a casa
  • No coger mucha carga
  • Evitar movimientos bruscos
  • Estirar un par de minutos cada dos horas si trabajamos con los codos flexionados
  • Flexionar un par de minutos cada dos horas si trabajamos con los codos estirados
  • Calentar la zona con ejercicio leves antes de comenzar una jornada/entrenamiento
  • Comer mucha fruta y verdura e hidratarse

Lo mejor de la prevención es que nos evitaremos pasar ese dolor, a veces tan acusado, y también evitaremos la toma de fármacos (siempre que se pueda) con sus posibles efectos secundarios y toxicidad hacia ciertos órganos.

Otros remedios naturales para tratar los dolores de codos

Aplicar hielo dolor de codo

En párrafos anteriores hemos nombrado la importancia de la alimentación, de tal manera que si usamos los conocimientos de la medicina natural para con la alimentación, estaremos ganando conocimientos y salud. Así pues, debajo de estas líneas voy a dejar 3 plantas (alimentos) medicinales que nos ayudarán a calmar y prevenir la epicondilitis.

Semillas de lino

Con un alto aporte de aceites omega 3 que nutren y lubrican articulaciones, previniendo así afecciones como el codo de tenista, o artritis. Son fáciles de conseguir en cualquier tienda o supermercado.

Harpagophytum precumbens

El harpagofito se usa en medicina natural contra el dolor y la inflamación. Según un estudio realizado por INFITO (Centro de investigación sobre Fitoterapia), una dosis diaria de 50 mg durante al menos 4 semanas, reduce dolores musculares y aumenta la movilidad, reduciendo la rigidez y dolores debidos a la artritis.

Cúrcuma

Especia que debe acompañar a todos tus platos por sus propiedades antiinflamatorias y su alto contenido en antioxidantes que ayudan a una rápida recuperación y lo mejor de todo, a una prevención única que hará posible que no conozcamos el fastidioso dolor de codo.

Otros tipos de dolores que puedes tratar de forma natural con los sacos térmicos

¡Advertencia!:
No se debe dejar de consultar con nuestro médico las afecciones que padecemos y recurrir al fisioterapeuta para eliminar por completo las contracturas.

Mostrando todos los resultados (3)

Mostrando todos los resultados (3)