Dolores crónicos

¿Que son los dolores crónicos y como podemos tratarlos?

Sabemos que los dolores crónicos pueden llegar a ser muy molestos y nos condicionan en nuestra calidad de vida. Llamamos dolor crónico aquel que tiene una duración mayor a seis meses, afectando no solo a nuestro físico sino también a nuestra mente. Este tipo dolores puede afectar a cualquier persona y en cualquier época de su vida, sobre todo en edades avanzadas. Se ha estudiado que los dolores de larga duración o crónicos son los causantes de otras enfermedades, ya que son los desencadenantes de hormonas como el cortisol produciendo daños a nivel inmunológico o en otros órganos.

Remedios naturales y caseros para dolores crónicos

Cuando una persona padece este tipo de dolencia, en muchas ocasiones recurre a los fármacos, en este caso los antiinflamatorios, no siendo la mejor de las soluciones ya que está demostrado que la toma continuada de este tipo de medicamentos puede llegar a causar hemorragia gastrointestinal grave, úlceras, disfunción hepática e insuficiencia renal entre otras enfermedades. Para paliar la toma de antiinflamatorios durante largos períodos de tiempo aconsejamos el uso de los sacos térmicos de semillas, que son realmente efectivos para tratar los dolores crónicos ya que su principal función es la de aplicar calor o frío localizado en las zonas afectadas siendo 100% inocuos para nuestra salud.

Dolores crónicos y depresión ¿porque se producen juntos?

Sin duda la depresión y las enfermedades mentales están estrechamente unidas a los dolores crónicos, y no es casualidad ya que ambas enfermedades comparten los mismos circuitos neuronales en el cerebro. Las hormonas llamadas endorfinas y serotonina las que se encargan de mantener nuestro cerebro en perfectas condiciones pero también son las que mantienen nuestro estado de ánimo saludable. Los dolores crónicos son los causantes de menguar la producción de la hormona serotonina llevando a la persona que lo padece a tener depresión. Por tanto un remedio casero y natural para estos dolores son los saquitos de semillas para microondas, aconsejados por dar bienestar y placer a todas aquellas personas que sufren día a día con este tipo de dolor.

¿Cuales son las causas de los dolores crónicos?

Remedios alternativos y naturales para dolores crónicos

Las principales causas que producen dolores crónicos son enfermedades como:

  • Artritis reumatoide
  • Artrosis
  • Espondilitis
  • Fibromialgia
  • Neuralgia
  • Osteoartritis
  • Rigidez de las articulaciones
  • Tendinitis
  • Dolores de cuello
  • Dolores de espalda
  • Dolores musculares y articulares
  • Síndrome del túnel carpiano
  • Nervios endurecidos apretados y luxados

Seguramente te habrás preguntado como acabar con esos molestos dolores que van contigo en todo momento, pues si quieres un remedio natural y libre de fármacos, los saquitos de semillas son la perfecta combinación entre tratamiento natural y casero. El calor seco está científicamente demostrado que actúa de forma similar a algunos fármacos inhibiendo los receptores del dolor y actuando instantáneamente, lo mejor de todo es que son muy seguros y no tienen ninguna contraindicación.

Otros remedios naturales para tratar los dolores crónicos

Existen otras formas alternativas para tratar estos dolores de forma natural y totalmente complementaria a la terapias de calor o frío de los sacos térmicos, por ejemplo, existen hierbas con potentes propiedades antiinflamatorios como remedios naturales para este tipo de dolores, estos son los siguientes.

Sauce blanco: 

Desde la milenaria medicina China se lleva usando la corteza del sauce, muy beneficioso para bajar la fiebre y disminuir dolores. Para más señas, el principio activo del sauce blanco es la salicina, siendo transformada esta por nuestro cuerpo en ácido salicílico, el principal ingrediente de las famosas Aspirinas. Por tanto la corteza del sauce blanco es un estupendo remedio natural antiinflamatorio.

Boswellia serrata:

Esta planta es muy utilizada en la cultura indú, es conocida como el incienso indio y las propiedades más significativas del la boswellia es bloquear la entrada de las células inflamadas a las zonas de dolor en nuestro cuerpo. Es capaz de mejorar sustancialmente el flujo sanguíneo, su uso es muy recomendable para dolores crónicos en situaciones de artritis, en enfermedades inflamatorias del sistema digestivo como la enfermedad de Crohn etc. Puede aplicarse de forma oral o tópica.

Lobelia inflata:

La lobelia es un relajante muscular realmente efectivo, además es rico en vitamina A, C y manganeso. El principio activo de la lobelia, hace que se estimule nuestro sistema nervioso, ayudando a mejorar depresiones leves, aliviar lesiones musculares tanto en dolor como inflamación. Al combinar el sauce blanco con la boswellia y lobelia se forma un analgésico potente, efectivo y natural.

¿Cual es el mejor remedio casero y natural para aliviar los dolores crónicos?


Si estás cansad@ de tomar medicamentos y productos químicos que a la larga son muy perjudiciales para nuestra salud, prueba los cojines de semillas para frío o calor, seguro que ya conoces a alguien que los ha probado y sabe los beneficios que son capaces de producir al instante, pásate a las terapias naturales para tratar los molestos dolores crónicos y confía en la capacidad de alivio y bienestar que nos producen estos fantásticos saquitos. Para el tratamiento con calor, calienta el saco durante 1 a 4 minutos en el microondas a máxima potencia y colócalo en la zona a tratar, sentirás como los dolores desaparecen al momento, puedes repetir el proceso tantas veces como quieras, el calor se disipa gradualmente y puede llegar a durar hasta 30 minutos perfectamente. Para la terapia de frío, mételo en el congelador un par de horas y aplícalo directamente en la zona dolorida, el frío local es mucho más potente que cualquier fármaco y actúa al instante, y lo mejor, libre de químicos.

Vídeo sobre los mejores remedios naturales para los dolores crónicos

Otros tipos de dolores que puedes tratar de forma natural con los sacos térmicos

¡Advertencia!:
No se debe dejar de consultar con nuestro médico las afecciones que padecemos y recurrir al fisioterapeuta para eliminar por completo las contracturas.

Mostrando todos los resultados (3)

Mostrando todos los resultados (3)