Dolor de cuello

¿Por qué se produce y en qué consiste el dolor de cuello? Causas

El dolor de cuello cursa con rigidez y molestias en la zona debido a contracturas o músculos resentidos. Esto dificulta un movimiento normal provocando dolores punzantes cuando intentamos mover la cabeza con normalidad.

Como he comentado, eso se puede deber a estar en una misma mala postura durante un tiempo, o por una contractura, pero también puede aparecer tras un traumatismo o movimientos muy bruscos. La artritis reumatoide también puede ocasionar dolor de cuello.

Remedios naturales para el dolor de cuello

Esta molestia puede durar días, y si se trata de contracturas y no acudimos a un fisioterapeuta nos puede provocar mareos y dolores de cabeza, por una mala circulación sanguínea y pinzamiento de los nervios.

Si en el momento que empezamos a sentir el dolor en el cuello no vemos posible una visita al fisioterapeuta, por tiempo o dinero, podemos acudir a unos tratamientos naturales que nos ayudarán a relajar la musculación y a que desaparezca el dolor.

¿Cómo prevenir el dolor en el cuello?

Para cada enfermedad existen unas pautas que nos ayudan a prevenirla, siendo para el dolor en el cuello las siguientes:

  1. Ejercicios y estiramientos para fortalecer la zona.
  2. Mantener una postura adecuada para el cuello en cada momento, no castigarlo demasiado.
  3. Dormir con almohadas que consigan una postura recta de la columna vertebral, es decir, que no sean ni muy finas ni muy gruesas.
  4. Si trabajas con el ordenador durante largas jornadas, hacer descansos cada hora u hora y media y realizar ejercicios o estiramientos durante 5 minutos.
  5. Mantener el cuello abrigado cuando haya humedad y frío para que los músculos no se vuelvan rígidos.
  6. Evita los movimientos bruscos, que puedan producir contracturas (espasmos).

¿Hay remedios naturales para tratar el dolor de cuello?

Por supuesto que sí, y lo mejor para estas afecciones son los remedios naturales, porque realmente si trabajamos delante del ordenador o en otro sitio dónde el cuello se vea resentido, tratar las molestias cada vez con fármacos puede dañar nuestro organismo y además crear resistencias para el futuro. Además, una pastilla no va a eliminarnos las contracturas, por tanto hay que evitarlas en la mayor medida posible.

Si te encuentras en casa, el mejor remedio que te puedes aplicar es calor en la zona mediante un saco térmico de semillas y flores de lavanda. Al aplicar termoterapia, activaremos los receptores del calor e inhibiremos los receptores del dolor, así que efecto analgésico conseguido. Por otra parte, el calor relajará los músculos con lo que la rigidez del cuello será cada vez menor y las sensaciones mareo y dolor de cabeza desaparecerán puesto que la sangre empieza a fluir mejor y a transportar oxígeno y nutrientes al cerebro.

Todo esto va acompañado del aceite esencial de la lavanda, el cual con su agradable olor y sus propiedades hará que nos relajemos, produciéndonos y auténtico bienestar natural, libre de tóxicos.

Acudir a un/a fisioterapeuta para que aplique un masaje que elimine las contracturas y te dé buenos consejos de estiramiento para prevenir que en otras ocasiones nos ocurra lo mismo.

Otros tipos de dolores que puedes tratar de forma natural con los sacos térmicos

¡Advertencia!:
No se debe dejar de consultar con nuestro médico las afecciones que padecemos y recurrir al fisioterapeuta para eliminar por completo las contracturas.

Mostrando todos los resultados (3)

Mostrando todos los resultados (3)