Dolor de espalda

Remedios naturales para eliminar el dolor de espalda

Más tarde o más temprano, todos acabamos experimentando dolor de espalda, y es que puede ser provocado por infinitas causas, además de ser, la espalda, una zona de nuestro cuerpo muy acusada por cargar con múltiples esfuerzos.

Remedios caseros para el dolor de espalda

En la mayoría de las ocasiones, el dolor de espalda se va en pocos días, y es, en estos momentos, cuando el dolor es leve o agudo pero se cura rápido, cuando tenemos que analizar que es la causa que lo ha provocado. Así pues, si se debe a una postura incorrecta durante la jornada laboral o a que hemos cargado un peso que no nos parecía excesivo pero nos ha dañado, tendremos la clave para cambiar hábitos y costumbres para prevenir futuras lesiones en la espalda.

También sucede que el buscar la causa que ha provocado dolor de espalda, puede que fracasemos en la búsqueda y no encontremos el momento o la razón exacta. Esto es porque la lesión se debe a una postura incorrecta durante mucho tiempo o a que hemos arrastrado una lesión mal curada meses o incluso años atrás.

Una persona es más propensa de sufrir dolor de espalda si se encuentra en una de las siguientes situaciones:

  • Si tienes escoliosis u otro tipo de afección en la columna vertebral, como hernias.
  • Si tienes niños pequeños que requieren de horas en brazos o de que te curves constantemente para ayudarlos a caminar o para jugar.
  • Si pasas mucho tiempo en una misma postura, ya sea trabajando o estudiando, y esta no es la más adecuada.
  • Si tienes sobrepeso y tu alimentación no es buena, pues dificultas el funcionamiento adecuado y la reparación de músculos y huesos.
  • Si el trabajo requiere de esfuerzos y no ejercitamos la zona de la espalda para fortalecerla y no acudimos a un especialista (fisioterapeuta) periódicamente para rehabilitar.
  • Si no usamos zapatos adecuados también podemos perjudicar la espalda. Estos no deben ser ni completamente planos, ni con mucho tacón.
  • Si estás embarazada.

Cuando uno no tiene de qué preocuparse es cuando lleva una buena prevención para evitar el dolor en la espalda, y la mejor prevención es, por supuesto, realizar ejercicio físico. El deporte, además de mantenernos en nuestro peso adecuado, fortalecerá la zona y ayudará a eliminar toxinas y radicales libres que envejecen nuestras células.

Ejercicios de yoga para el dolor de espalda

¿Cómo tratar las molestias en la espalda con remedios caseros?

Para tratar el dolor de espalda existen muchos remedios y terapias naturales. Algunos son para practicar con regularidad y sirven para prevenir futuros achaques, además de contribuir con la recuperación actual. Hablo de la práctica de ejercicios y estiramientos específicos para la zona, por ejemplo, el yoga, que dirige los esfuerzos en fortalecer todo el cuerpo a base de estiramientos y posturas que corrigen malas costumbres, como la de estar encorvado andando o sentado.

Haces bien si acudes a tu médico, pero rechaza los fármacos que te dé si antes no te ha hecho pruebas para un mejor diagnóstico. Es decir, para que te den un antiinflamatorio o analgésico químico basta con llamar a la madre o al padre para que te lo recomienden, así que si vas al médico que sea para una buena atención.

Además, cuando se trata de dolores musculares, nos hinchan con relajantes musculares que te dejan atontado y sin poder moverte de sofá, así que tú mismo, ¿crees que si un fármaco te deja así va a tener algo bueno?

Otra cosa a tener en cuenta para pedir que nos realicen más pruebas de salud, es que si el dolor persiste durante mucho tiempo, puede que tengamos una afección que precise de cirugía como tratamiento. Estas afecciones pueden ser hernias o ciática, por ejemplo.

Pero no hay que sulfurarse, porque traigo la solución natural al dolor de espalda (siempre y cuando este no precise de intervención quirúrgica). Los remedios naturales que se pueden leer a continuación son, además, fáciles de encontrar e incluso en la mayoría de las veces los tendremos en casa.

También pueden combinarse entre ellos, pues no hay posibilidad de intoxicación, ya que unos son ingeridos, y otros de uso tópico.

Aplicar calor

Cuando tenemos dolor de espalda pero esta no presenta rojeces ni inflamación, puede que se deba a una contractura, para la cual el mejor remedio natural que existe para eliminar el dolor y relajar la musculación, es el calor.

Aplicado con los sacos térmicos de semillas de trigo y flores de lavanda, nos beneficiaremos del efecto analgésico e inmediato que nos aportará el calor en la zona localizada, a la ves que relajará los músculos y mejorará la circulación sanguínea, recuperando al músculo de posibles lesiones. Es un método muy efectivo para cuando el dolor de espalda es crónico.

Terapia de fío y calor

Cuando atajamos el problema de una contractura o lesión muscular en el momento en el que se ha producido, podemos encontrarnos con que la zona está inflamada y enrojecida. En estos casos no se recomienda aplicar calor, o no que todo el tratamiento sea con calor.

Para ello, utilizaremos el saquito, previamente enfriado en el congelador por dos horas y lo aplicaremos durante 15 minutos varias veces al día. El frío rebajará la inflamación y es ahí cuando podremos empezar a alternar el calor con el frío para que la recuperación sea mucho más rápida.

Masajes profesionales

Este remedio natural, pues no precisa de la toma de ningún fármaco, es el que nos dará la solución definitiva para terminar con el dolor de espalda (si se debe a una contractura muscular).

La persona que va a quitarnos la contractura con un masaje no va a ser otra que una fisioterapeuta, pues son las que se han especializado a base de estudios y prácticas cómo debe tratarse el cuerpo en su conjunto de huesos, músculos, tendones, etc.

Al fisioterapeuta le podemos indicar que previo a la visita hemos estado aplicando los sacos térmicos de semillas, o frotando la zona con aceites, para que nos de algún otro truco para remediar el dolor en casa.

Otros tipos de dolores que puedes tratar de forma natural con los sacos térmicos

¡Advertencia!:
No se debe dejar de consultar con nuestro médico las afecciones que padecemos y recurrir al fisioterapeuta para eliminar por completo las contracturas.

Mostrando todos los resultados (3)

Mostrando todos los resultados (3)