Pies fríos

¿Cuales son las causas de tener siempre los pies fríos?

Personalmente, soy de las muchas personas a las que padece de pies fríos y la verdad es que en muchas ocasiones ha sido una molestia. En este post voy a contaros a qué se puede deber, como prevenirlo y un remedio que para invierno es… Insustituible.

Remedios naturales para los pies fríos

El tener siempre los pies fríos se puede deber a una mala distribución por parte de nuestro organismo de las temperaturas corporales, que es un síntoma de una mala circulación. Una de las causas que provoca mala circulación es la hipotensión, que resulta ser más común en mujeres.

Hay a quien, además, la mala circulación le hace tener siempre húmedos los pies, y esto los enfría más rápidamente y las molestias son más odiosas en tu día a día y en la vida social.

Hay que aprender a vivir con ello, ya que, por algún lado tenemos que expulsar el sudor, y a nosotros, nos han tocado las extremidades. A no ser que en tu profesión precises de unas manos secas, no hace falta cirugía, ya que esta sería la única solución definitiva para este mal.

Cuando también resulta muy molesto padecer de pies fríos es a la hora de dormir, pues muchas veces no conseguimos dormirnos hasta que no se han atemperado, y esto se puede alargar hasta bien entrada la madrugada.

Así que sin más palabras para describir esta molestia corporal, vamos a citar unas acciones que pueden prevenir que sintamos diariamente los pies fríos:

  • Deja de fumar. El tabaco acaba obstruyendo capilares y causa mala circulación.
  • Practica deporte. El sedentarismo hace que nuestros fluidos corporales no se dispersen correctamente y también propician que la sangre no llegue bien a las extremidades.
  • Los alimentos ricos en ácidos grasos esenciales ayudarán a regular la temperatura corporal y a mejorar la circulación.
  • Hacer ejercicios para los pies consistentes en pisar rodillos que hay de venta en farmacias o caminar descalzo por la playa y ríos para activar la circulación.
  • Usa más algodón y piel en tus pies. Estos materiales van a mantener tus pies secos y lo agradecerás.

Si pones en práctica estos cinco consejos de manera habitual, mejorará la circulación en los pies y lo notarás.

Remedios naturales para calentar los pies fríos

A continuación voy a dejarte 10 remedios naturales y caseros muy fáciles de aplicar para que puedas elegir el que más te convenza o, elegir el que más se acople a la estación del año en la que estemos:

Causas de los pies fríos

  1. Utiliza sacos térmicos de semillas. Te prometo que no vas a probar otra cosa igual. Lo puedes usar cuando estés en el sofá e incluso irte a dormir con el saquito de semillas para microondas a la cama con total seguridad, pues este irá perdiendo calor y no tiene peligro de fugas de ningún tipo. Te va a cambiar el humor, ¡asegurado! Es lo mejor para cuando te sudan los pies.
  2. Si el único problema que tienes es que tienes los pies helados pero no te sudan, pues aplicar, junto a tu crema o aceite habitual, unas gotas de aceite esencial de jengibre que tiene unas potentes propiedades caloríficas que aportarán el bienestar que estás buscando.
  3. Sumergir los pies en un barreño con agua caliente y unas gotas de aceite esencial de romero, que es un gran activador de la circulación. Además del alivio por el calor que sentiremos, el agradable olor a romero nos dará una alegría que no podremos reprimir nuestra sonrisa.
  4. Colócate unos calcetines de algodón y haz ejercicios para activar la circulación de los pies. Puedes usar un rodillo para pies, o una pelota con protuberancias e ir pisando y rodando con la planta de los pies (para ello necesitamos estar de pie).
  5. Tomar diariamente una infusión de Ginkgo biloba, que es una planta medicinal con propiedades anticoagulantes y que mejora el flujo sanguíneo. Hay que tener en cuenta que hace la sangre más fluida, por tanto debemos consultar antes con nuestro médico (y no caer en la breva de que un fármaco con las mismas propiedades es mejor).
  6. En invierno, procura tomar alimentos con especias que producen en nuestro organismo sensación de calor, como la pimienta, la mostaza, el jengibre o el curry.
  7. Para mejorar diariamente la circulación podemos tomar albahaca, que ademas la podemos sembrar en una maceta en nuestra casa, y será el mejor toque de nuestra ensalada.
  8. Las duchas alternas de agua caliente y fría siempre han sido un buen remedio para las afecciones de la circulación, así que si te atreves con el agua fría, sólo te aportará beneficios.
  9. Aunque el frío lo notemos en los pies, tenemos que aprender también a mimar los tobillos y empezar a calentar esa zona, pues muchas veces la circulación empieza a flojear por aquí y hasta que no se resuelva en los tobillos, por mucho que apliquemos calor en los dedos, la sangre no logrará circular bien por el pie.
  10. Ve cambiando hábitos no saludables por otros saludables cada día, te hará mejorar la salud de tus pies y también la salud mental.

Otros tipos de dolores que puedes tratar de forma natural con los sacos térmicos

¡Advertencia!:
No se debe dejar de consultar con nuestro médico las afecciones que padecemos y recurrir al fisioterapeuta para eliminar por completo las contracturas.

Mostrando todos los resultados (3)

Mostrando todos los resultados (3)