Dolor de sienes

¿Qué afecciones o enfermedades nos producen dolor de sienes? Causas

Antes que nada, aclarar que las sienes se encuentra en los 2 laterales de la frente hasta la altura de los pómulos. El dolor de sienes es debido mayoritariamente por la cefalea, el cansancio, tensión y estrés.

Las afecciones que acabamos de nombrar suelen afectar desde la parte posterior de la nuca a la coronilla y en ocasiones también radia el dolor por la parte de los ojos y la frente, además de las sienes.

Causas y remedios para dolores de sienes

El dolor en las sienes se puede deber a falta de sueño, un aumento en el estrés, cambios en los hábitos alimentarios, pasar largas horas delante de pantallas (ya sea televisión, móvil u ordenador), también en tareas que nos hagan forzar mucho la vista cómo estudiar, leer, estar largas horas en sitios con una iluminación inadecuada o tener posturas prolongadas que no sean las correctas y que dificulten también el flujo sanguíneo hacia la cabeza.

A veces el dolor de sienes que sentimos es tan fuerte que incluso nos produce mareos, jaquecas y angustia o vómitos. Para remediar esto ya tenemos bien inculcado el echar mano de un paracetamol, pero como eso ya lo sabemos, ahora lo que vamos a conocer es una serie de remedios naturales para evitar, en el mayor de los casos posibles, la toma de fármacos químicos.

Los remedios naturales y caseros para el dolor de sienes que a continuación se exponen, no están ordenados de mayor a menor eficacia ni de mayor a menor rapidez de actuación, simplemente es una lista con 8 cosas que puedes llevar a cabo cuando tengas dolor de cabeza, y la preferencia se la darás tú mismo, dependiendo si te gusta más o menos, o si para ti es más o menos fácil:

Remedios caseros para aliviar los dolores en las sienes

Remedios caseros para dolor en las sienes y cabeza

  1. Aplicar frío. Es la manera más sencilla y rápida para eliminar el dolor en las sienes ya que muchas veces se debe a una falta de circulación sanguínea hacia el cerebro. Si aplicas en la nuca o en las sienes un saco térmico previamente enfriado durante 2 horas en el congelador, harás que fluya mucho mejor la sangre a la cabeza oxigenándola y aportándole nutrientes necesarios para restablecer su correcto funcionamiento.
  2. Té de hierba de limón. La hierba de limón tiene propiedades medicinales que permiten eliminar el dolor de cabeza y es muy fácil de utilizar. Tienes que preparar una infusión y tomártela dos veces al día. Este té de hierba de limón lo puedes encontrar fácilmente en el herbolario más cercano.
  3. Hidrátate. En numerosas ocasiones, más de las que podemos imaginar, el dolor de cabeza o dolor de sienes es debido a la falta de hidratación. Es fácil de comprobar, simplemente tenemos que beber al menos 3 vasos de agua seguidos y esperar. Si a los 15 minutos el dolor ha desaparecido, nos está indicando que lo que tenía era falta de hidratación, tras este aviso tenemos que tener diariamente en cuenta una buena hidratación y sustituir el mal hábito de no beber al buen hábito diario de mantener una hidratación correcta con un mínimo de litro y medio de agua al día y mucha fruta.
  4. Aplica rodajas de patata o de pepino sobre la frente y la sien. Esto se ha utilizado durante mucho tiempo para rebajar hinchazones y mejorar la circulación como método de belleza. Si mejoras la circulación no solo te verás más bien tras retirarlas, sino que el dolor de sienes habrá desaparecido.
  5. Infusiones. Recurre a las infusiones y a las propiedades de las plantas medicinales. Una planta medicinal que a mí me encanta y qué me sirve para decenas de afecciones es el poleo-menta que además de tener propiedades relajantes ayuda a eliminar el dolor de cabeza y solo tienes que hervir agua y echar unas hojas de menta y tomarlo, además está delicioso.
  6. Ejercicios de relajación y deporte. En muchas visitas a la consulta médica, el dolor de sienes o de cabeza se debe a tensión y estrés. El estrés está producido por la falta de atención personal que tenemos hacia cada una de nosotrxs, tenemos que aprender a relajarnos, y si no podemos hacerlo independientemente, es bueno acudir a clases de yoga, pilates o practicar cualquier tipo de deporte que nos permita focalizar la atención en otras cosas que no sean nuestras preocupaciones.
  7. Vitamina B. Las vitaminas del grupo B dan energía suficiente a nuestras neuronas y el tejido del cerebro, que con el estrés diario que se vive en las ciudades, trabajan en exceso y necesitan un aporte extra. Podemos encontrar fácilmente vitaminas de esta familia en pescados azules, en huevos y en hígados. Pero estos alimentos por una parte te dan lo que por otra te quitan, así que si eres vegana o quieres evitar este tipo de alimentos por los tóxicos y residuos que puedan dejar en tu organismo puedes optar por tomar suplementos multivitamínicos que tienen el aporte de vitamina B12 que necesitamos diariamente.
  8. La aromaterapia también va genial para combatir las cefaleas y el dolor de sienes. ¿Cómo puedes beneficiarte de la aromaterapia? dúchate con jabón que lleven aceites esenciales de las plantas que más te gustan o prepara una infusión para inhalar los vapores y añade unas gotas de aceite esencial de canela y de naranja o limón.

Prevenir el dolor de sienes antes que curar

Como sabemos que la cefalea o el dolor de sienes es muy desagradable y, para ello, lo mejor es evitarlo, vamos a dejarte una lista con 5 consejos para evitar que aparezca este tipo de dolor:

  1. Mantente bien hidratado. Bebe abundantes líquidos y toma frutas y verduras.
  2. Evita la iluminación inadecuada. No pases muchas horas ni en sitios oscuros ni en otros con excesiva luz solar pues ya se sabe que en la dosis está el veneno.
  3. Si vivimos en una ciudad con muchos ruidos muchos cambios de iluminación y contaminación, ten por sentado que vas a sufrir de estrés, así que dar un suplemento de vitaminas a nuestro cuerpo que tanto trabaja, no nos vendrá nada mal.
  4. Hay que descansar y descansar bien. Intenta dormir mínimo 7 horas al día porque sino el primer síntoma que vas a tener no va a ser el cansancio, va a ser el dolor de cabeza y el mal humor.
  5. Acostúmbrate a realizar estiramientos de cuello, así mejoraremos el flujo sanguíneo  y dejaremos pasar a nuestra cabeza oxígeno. También ejercicios como respiración profunda y automasajes en la cabeza nos prevendrá de sufrir dolor de sienes o cefalea.

Otros tipos de dolores que puedes tratar de forma natural con los sacos térmicos

¡Advertencia!:
No se debe dejar de consultar con nuestro médico las afecciones que padecemos y recurrir al fisioterapeuta para eliminar por completo las contracturas.

Mostrando todos los resultados (3)

Mostrando todos los resultados (3)