Dolor de tobillos

¿Por qué estoy sufriendo dolor de tobillos? Causas

Seguro que alguna vez te ha pasado que sin saber a qué se debe, al apoyar el pie y sientes dolor de tobillos, pinchazos en esa zona y los ves hinchados.

Lo primero que debemos saber, es que en nuestros pies hay una compleja red anclada de músculos, articulaciones, ligamentos y huesos, y que una pequeña afección en alguno de estos componentes, va a hacer que sintamos dolor en toda esa parte de nuestro cuerpo.

Dolores de tobillo

Además nuestros pies sujetan todo nuestro cuerpo y si tenemos trabajos en los que pasamos largas jornadas de pie se van a resentir más, sobre todo, si no tenemos la zona fortalecida.

Así que es normal que en algún momento de nuestra vida suframos dolor en los tobillos porque no los hemos cuidado bien o porque le sometamos a un esfuerzo más grande de los que ellos pueden soportar.

A continuación podemos ver una lista con las posibles causas del dolor de tobillos y que alguna de ellas encajará en tu situación:

  • El uso de un calzado inadecuado y además si se usa durante mucho tiempo. Esto puede dar dolor de tobillos.
  • Sí hemos sufrido un esguince también puede cursar con dolor de tobillos. Se puede producir por un movimiento mal dado, un mal paso o un ligero traumatismo. Los esguinces son lesiones de ligamentos que al estirarse demasiado se rompen, nos ocasiona un dolor tremendo y se nos hincha el tobillo durante al menos un mes si se acude al médico. Si no se cura bien, podemos sufrir un dolor crónico en los tobillos.
  • Si sufrimos artritis podemos padecer también dolor de tobillos. Podemos saber si se trata de artritis si el dolor de tobillo se extiende hacia la planta del pie y el talón. También podremos saber si se trata de artritis porque da episodios agudos de dolor, y un día puede que suframos mucho dolor y hasta dentro de dos meses no volvamos a sufrir dolor. Eso es un síntoma de artritis.
  • Puede que el mayor dolor de tobillo lo suframos si padecemos de gota. Se debe a un exceso en las concentraciones de ácido úrico en nuestro organismo y éste lo que hace es formar cristales en nuestras articulaciones los cuales no se pueden eliminar por ello es muy importante, cuando se habla de gota, su prevención.
  • Sí hemos pasado mucho tiempo inactivos sin hacer nada de deporte, cuando lo retomemos, el ejercicio físico debe empezar leve porque al permanecer mucho tiempo sentado, hemos hecho débiles nuestros tobillos, y si nos ponemos con fuertes ejercicios o jornadas largas podemos desgastar o sobrepasar la capacidad física de nuestros tobillos y dañarlos, provocando hinchazón y dolor sin que esto sea esguince ni ninguna otra causa de las mencionadas anteriormente.

Remedios caseros para prevenir los dolores de tobillos

Este punto es importante, ya que si no cursamos dolor, nuestro estado de ánimo será mucho más bueno, aunque tampoco hay que preocuparse porque existen remedios naturales una vez el dolor ha aparecido.

Lo mejor para la prevención es fortalecer la zona porque nuestros pies soportan todos los días nuestro peso, así que debemos fortalecerlos para que no sufran esguinces ni roturas ni otras afecciones.

Hay que procurar tener una buena alimentación e hidratación para mantener la salud de los pies en los cuales, como hemos comentado, se ensamblan huesos, articulaciones y músculos y cada uno requiere de unos micronutrientes específicos, además una adecuada alimentación nos ayudará a no tener sobrepeso, lo cual es muy importante porque cuanto más peso cojamos más trabajo le estaremos dando a los tobillos.

En una de las posibles causas que hemos comentado de las que producen dolor de tobillos aparecía la gota, y que no tiene cura con remedios caseros más que la prevención, por ello debemos evitar todo tipo de alimentos que contengan mucho ácido úrico (embutidos, hígados, carnes rojas, etcétera)  o tomarlo en muy pequeñas cantidades y en periodos de tiempo espaciados.

El tiempo de la prevención ya pasó, ahora…

¿Puedo remediar el dolor de tobillos de forma casera y fácil?

Saco termico en frio para dolores de tobillos

Desde los tiempos de nuestros abuelos ya existían decenas de remedios naturales para el dolor de tobillos, pues era gente que se movía mucho más que nosotros ahora y eran más propensos a sufrir este tipo de dolores.

A continuación te vamos a dar 5 remedios naturales y caseros para que puedas quitar el dolor y mejorar la salud de tus tobillos sin necesidad de tomar ningún fármaco químico:

  1. Aplicar arcilla: La arcilla está compuesta por minerales de muy pequeño tamaño,  lo cual hace que este que sea muy rica en nutrientes y sustancias que nos ayudan a rebajar la inflamación del tobillo. Deberás preparar arcilla verde con un chorro de vino tinto y aplicarla sobre el tobillo que duele, dejarla actuar durante 20 minutos y a continuación eliminarla con agua. Se debe repetir diariamente cuando el dolor sea fuerte, durante la primera semana, y la segunda semana, podemos alargar el tratamiento día sí día no.
  2. Aplicar calor y frío: Esto se conoce como termoterapia y es el remedio natural más eficaz para eliminar el dolor en el momento instantáneo. Sí la inflamación es muy fuerte, lo primero que debemos aplicar es frío. Con el saco térmico relleno de semillas de trigo y flores de lavanda podemos aplicar frío (si este se ha enfriado previamente durante 2 horas en el congelador) y es la manera más segura de aplicar frío en nuestro cuerpo ya que al no contener productos líquidos no se congelan y no tiene ninguna posibilidad de producir quemaduras por frío en nuestro cuerpo. Tras 15 minutos de frío aplicado con el saco térmico de semillas debemos calentar este durante un minuto y medio en el microondas y aplicarlo. El calor activa los receptores del calor e inhibe los receptores del dolor, además, hace que la sangre fluya mejor y la recuperación seá mucho más rápida.
  3. Otro remedio natural que va a mejorar la recuperación de nuestro tobillo rápidamente va a ser poner nuestros pies a remojo con agua tibia, dos cucharadas de sal y un vaso de vinagre. Al mejorar la circulación, la inflamación se reducirá inmediatamente. Sumerge los pies durante media hora y a continuación sécalos.
  4. La cúrcuma no va a hacer desaparecer el dolor inmediatamente pero sí ayudará mucho a reducir la inflamación. También tiene propiedades antiespasmódicas, con lo cual los pinchazos (si es que los sentimos) irán desapareciendo a los pocos días. Una vez que tus tobillos se hayan recuperado, te recomendamos seguir con la cúrcuma, pues se ha demostrado con estudios farmacéuticos que es muy adecuada para la prevención y la cura de muchísimas enfermedades.
  5. Seguramente has oído hablar también del aceite de ricino para aliviar dolores en decenas de afecciones. Una de ellas son las torceduras de tobillo. Este aceite, además de eliminar el dolor, mejora la circulación y favorece la relajación de las articulaciones. Así pues, es conveniente que des un suave masaje por la zona y si duele mucho simplemente aplicar una gasa empapada con aceite de ricino sobre el tobillo y dejar que actúe durante 30 minutos. Es recomendable usar el tratamiento diariamente, una vez al día solo.

Otros tipos de dolores que puedes tratar de forma natural con los sacos térmicos

¡Advertencia!:
No se debe dejar de consultar con nuestro médico las afecciones que padecemos y recurrir al fisioterapeuta para eliminar por completo las contracturas.

Mostrando todos los resultados (3)

Mostrando todos los resultados (3)